Este pasado marzo, invité a participar conmigo a una de mis consultas médico nutricional a una joven terapeuta que llegaba de vuelta a nuestro país y que apenas iniciaba el camino profesional de ayudar a sanar los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

La paciente, una adolescente extremadamente cansada de un largo caminar, pero ya estábamos muy cerca de la meta.

Hice lo que siempre hago, primero froto mis manos hasta calentarse antes de tocar a mis pacientes para cerciorarme de que no estén frías y así no les duela  solo en la piel mi contacto en el examen físico.

Hablamos con la firmeza de saber que había cosas que hacer para pasar a otra etapa. Me alegré de su pelo que ya no se cae y lo celebramos, de que su periodo menstrual al fin estaba en camino, ya me mira a los ojos…. También ambas lo celebramos.

Al acabar la consulta la joven terapeuta me pregunta : ¿es esto normal desde la parte medico nutricional? De verdad que no tenía idea de que me hablaba,ella continúa:

¿Dra,por qué se acerca tanto?. Algo viví aquí que no entiendo. Hay amor.

Le decía que no siempre fue así, la enfermedad de mi paciente en sus inicios no me permitía hacer eso que vio hoy,sin embargo, con paciencia y fe el día llega donde al fin podemos pasar claramente nuestro propósitos de vida a los demás.

Siempre elegí ser médico

Aunque pareciera una opción obvia. Mis padres son ambos los son.

Mi mama es Ginecologa Obstetra y mi papá es Oftalmologo, eso fue mucho de lo que vi a través de ellos,el don del servicio.Nunca los vi quejarse no importando la hora para ver a sus pacientes.

Por allá por los años 80 mis padres eran dueños de una farmacia,

Yo tenía 5 años cuando ayudaba en la  farmacia y me la pasaba preguntando a todo el que iba a comprar algún medicamento como si fuese una entrevista clínica:

¿Porque le duele?

¿Le duele mucho?

¿Hace mucho tiempo?

Más que todo, recuerdo el sentimiento de querer mover el mundo para que no le doliese más.

Así que siempre elegí ser una sanadora.

Estudié Medicina y muy rápido hice la especialidad en Nutrición.

Mi abuela materna para la misma época falleció cuando luego de 22 días de cuidados intensivos empezaron a colapsar sus órganos a la temprana edad de 65 años con historia de Trastorno de la Conducta Alimentaria por Atracón.

Mi cerebro no entendía, pero nuestro propósito de vida se abre camino sin pedir permiso.

Empecé a ver cada vez más personas en mi consulta diaria con dolor y angustia y me preguntaba debe de haber una forma donde yo le pueda ser más útil. Hice la sub especialización en Trastornos de la Conducta Alimentaria cuando aun en mi país era un tema a puertas cerradas y lleno de sombras.

Pasión y compasión es mi lema de trabajo .

Pasión para trabajar duro día a día dando todo a veces en medio de la impotencia como profesional y ser humano de ver a toda costa ver sanar un TCA.

Compasión para que el ego no nos engañe haciéndonos creer que desde nuestra posición somos intocables.

Soy la Dra. Aridia Vasquez ,Médica especialista en Nutrición

Especialista en Trastornos de la Conducta Alimentaria

Sanadora de la Imagen Corporal

Y mi propósito de vida es sanar.

www.aridiavasquez.com

(Visited 27 times, 1 visits today)